martes, 29 de julio de 2008

Jugando a los colores. Playing colours.


A modo de celebración del feriado del día de la independencia, abrimos el taller a una decena de niños que acudieron a pintar.
As a holiday celebration of Independence Day, we opened the atellier to a dozen children who came to paint.
La propuesta no estaba clara en un principio, era un salto al vació y ver que pasaba.
Como siempre que se esta con niños y se los deja hacer, crear, ellos van marcando las pautas de que se tiene que hacer y que no.


Si bien con los mas grandes logre armar algo del juego que se me había ocurrido, creo que pasaron mejor pintando y jugando solos

Lo importante de los talleres con niños, es justamente que pinten como niños, dejarlos hacer. Pues siempre sus creaciones temerarias son mas intensas que las que uno puede llegar a insinuarles.


Dejarlos ser ellos mismos, ahí está la gracia. Hay si que darle algunas herramientas para ver que hacen con ellas, liberarlos de los limites tontos que les impone la sociedad y los sistemas educativos.

No hay nada mas genial que ver como ellos resuelven los problemas graficos de representar algo que no saben. Como se apoderan de las cosas y las muestran como quieren, como les salen.



Lo importante de la jornada fue que pasaron bien y se pudieron dar el lujo de pintar a gran escala y con pinceles sin preocuparse por si se ensuciaban algo o no.

Solo intento explicarles que el modelo (en caso de haber) se desarma y no existe nunca mas, en cambio lo que hacen, el dibujo o la pintura, es lo que queda para siempre, lo que realmente importa en si es el momento de pintar, pasar bien, poder disfrutar y divertirse.

Los modelos, que se dibujan son solo un pretexto. Lo que importa es jugar a los colores.

3 comentarios:

Mónica dijo...

¿Qué mejor celebración de la Independencia podría quererse?
¡Excelente idea!
Un abrazo,
Mónica

INÉS dijo...

¡¡¡Damián!!! Amigo transoceánico... qué alegría al abrir tu blog. Me ha encantado la galería virtual, SÍIIIIIIII. Una exposición en internet, tremendo, tremendo...
Por cierto,¿me creerías si te digo que imagino tu cara y esa sonrisa de la que hablas delante de las pinturas de los grandes de la historia?
Enhorabuena. Besos.

INÉS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.